Ni retroceder ni rendirse: Estefanía aprendió a perder para luego ganar

Estefanía Rúa.
Estefanía Rúa siempre estuvo rodeada de éxito. Fue buena estudiante, tanto que se graduó con honores como economista de la Universidad de Antioquia a los 21 años. De repente la suerte ya no estaba de su lado: se enfrentó al fracaso.

Estefanía es una mujer tranquila, con temperamento fuerte, cuadriculada, le obsesiona que las cosas le salgan bien, es su mejor cualidad; admite que para relajarse y salir de la rutina lo que más le gusta es bailar.

Cuando niña quiso ser muchas cosas, pero al final le ganó la atracción por los números y el mundo empresarial. Comenzó su pregrado en Economía y en 4 años y medio obtuvo el diploma profesional.

Hija de padres docentes y acostumbrada a ser la mejor, creyó que al salir al mundo laboral las cosas serían sencillas. Al transcurrir seis meses de graduarse y con la impotencia de no conseguir empleo, empezó a cuestionarse: “Uno siempre espera que alguien que se graduó con honores no tenga problemas en encontrar empleo; yo toda la vida fui la niña que tuvo lo que pudo y quiso, entonces fue un choque”.

Estefanía cree que las cosas pasan en el momento que deben pasar. Por medio de una amiga, se enteró del Programa 40 mil primeros empleos del Gobierno Nacional. De esta manera comenzó a hacer parte del Servicio de empleo Comfama, participó de su ruta formativa, y gracias a esto se formó en otras habilidades que le permitieron ser más atractiva en el mercado laboral. Luego, aplicó a diferentes vacantes y hoy en día trabaja como analista financiera en la Orquesta Filarmónica de Antioquia. Así entendió que la crisis y el fracaso son parte esencial de la vida.

(Lee también: Un sueño llamado nieve).

El tiempo libre que tuvo mientras encontraba empleo le ayudó a entender quién era, a confiar más en sí misma y sus capacidades. Al tener la oportunidad de pasar tanto tiempo en casa, se convirtió en una mujer más familiar.

Así pudo cumplir una de sus metas: leer la colección de Harry Potter, su libro favorito; hoy admite querer más tiempo para leer el último ejemplar.

Estefanía está segura de que las cosas no acaban aquí, y que más éxitos y fracasos vendrán en su vida: “No todo en la vida pasa como uno quiere, eso está escrito en alguna parte”. Sin embargo, comprendió que lo importante es aprender de los errores y prepararse para enfrentar lo que viene. Ahora, ella se ve en el futuro como una mujer profesionalmente exitosa. Y ya lo es.

 


Si estás en búsqueda de trabajo, acércate al Servicio de empleo Comfama. Podrás inscribir tu hoja de vida en el Servicio Público de Empleo y recibirás orientación ocupacional y formación para hacer tu perfil más atractivo en el mercado laboral, entre muchos otros beneficios. Nuestros centros de empleo están ubicados en: Claustro San Ignacio, Centro Comercial Los Molinos, Pedregal, Apartadó, Rionegro, El Bagre, Puerto Berrío, Yarumal, Santa Fe de Antioquia, Amalfi y La Pintada. Más información en www.comfama.com, opción Servicio de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *