¿Cómo es vivir en un paraíso natural?

Aura, Wilder y su mamá Luz.
200 hectáreas verdes, algunas vacas y un río. Es el hogar de la familia Manco Moreno -la de Elkin y Luz Emilbia-, la tercera generación de los Manco.

Desde hace 60 años la casa de doña Mariela Torres, la mamá de todos, la gran matrona, es habitada por hijos, nietos y nueras. Sus padres y abuelos también vivieron allí: colonizaron la tierra, la trabajaron, rindieron culto al agua, hicieron comunidad con los Emberá katíos y le entregaron los frutos a la descendencia. Esa casona grande es hoy más que muros.

La vivienda está en Puenteadero, en Mutatá, al sur de Urabá, una reserva hídrica que, además de ser parte de la vida de la familia, es visitada por miles de turistas al año y se ha convertido en uno de los “charcos” naturales más apetecidos en Antioquia, ideal para esos “paseos de olla” de los que siempre quedan experiencias y anécdotas jocosas que se comparten una y otra vez con los amigos, y que nunca cansan, más bien agradan y suscitan risas.

La vista diaria del río en la madrugada es un privilegio. Elkin y Emilbia le deben gratitud, él les ha dado el sustento -las sabaletas y los barbudos han sido parte de su alimentación-. Siempre encuentran novedad, lo descubren todos los días, lo disfrutan, lo cuidan y lo respetan porque crecieron con él, y Salomé, Aura y Wilder, sus hijos, también lo harán.

Como si fuera la primera vez, cada tarde, bañarse y jugar en el agua, juntos, es un ritual. Llegan otros bañistas, es un lugar para todos.

Interesante 

  • El nombre inicial del río Mutatá fue Mutadó, que significa en lengua indígena “Río de piedras”.
  • Puenteadero, Villarteaga y La Fortuna son algunos de los ríos más tradicionales y concurridos por los bañistas en la región.

¿Cómo llegar?

Desde Medellín, en la Terminal del Norte, puedes tomar cualquier bus que vaya hacia Urabá. Desde Apartadó, uno que vaya directamente a Mutatá o hacia Medellín. En ambos casos bájate sobre la vía, en el sector Puenteadero, y camina unos 800 metros.

Cada año, en junio, Mutatá celebra las fiestas del río.

Otros paraísos naturales en Antioquia 

  • San Rafael: 90 charcos de agua natural y 8 cascadas hacen de este municipio el lugar ideal para los amantes de las actividades náuticas y de aventura como el rappel y el canotaje.
  • San Carlos: el charco El Chispero es un encanto natural conformado por una caída de agua de diferentes azules y verdes, ubicado a 20 minutos del municipio.
  • Puerto Triunfo: la Reserva Natural Cañon de Río Claro posee una gran diversidad. Además de albergar la reserva biológica más grande del centro del país, cuenta con un río que posee una transparencia única.

¿Quieres conocer Urabá? Con nuestra oficina de turismo puedes ir a Arboletes. Pregunta por el plan especial para disfrutar desde agosto del 2017 a enero del 2018. Más información en www.comfama.com, opción Turismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *