Oswaldo: el trabajo de inspirar

“Mi mayor logro como docente ha sido encontrar en la educación la mejor manera de vencer los obstáculos que se me han presentado en mi vida”, Oswaldo López Galvis.
Dar herramientas para potenciar los talentos laborales, una labor de gran responsabilidad destinada a personas con una voluntad de este tamaño: grande.

A Oswaldo López Galvis le enseñaron siempre a buscar lo grande, nunca lo pequeño, así fue desde su infancia. Eso mismo aplica en su vida y lo transmite a sus estudiantes.

Empezó como profesor hace 20 años, y reconoce sin pudor que no era el mejor en su oficio, pero también enfatiza que lo hacía con mucho amor y gusto, con la firme convicción de que iba a mejorar.

Las oportunidades en la vida se hicieron para una sola cosa: para aprovecharlas, como él dice. Alguna vez le ofrecieron una beca para hacer una técnica en contabilidad, luego se pasó a una tecnología en sistemas y después hizo una ingeniería.

Así se convirtió en ese profesor de Excel al que acuden jóvenes y adultos que se inscriben en los cursos de Comfama para adquirir conocimientos prácticos, mejorar en sus trabajos o simplemente hacerse más atractivos en el mercado laboral.

(Lee tambiénChucho, su capacidad para perdonar).

La incondicionalidad la encontró en su familia, esos seres que siempre han estado ahí para apoyarlo, como su mamá y su hermana que han sido clave; luego, hace 16 años, a ese grupo se sumaron su esposa y con el tiempo dos hijos. Todas esas personas son las que lo hacen sentir que puede lograrlo todo.

De su carrera tiene recuerdos imborrables, uno de ellos, las clases que le dictó a un grupo de reinsertados y de jóvenes con problemas de consumo de drogas. Años más tarde se encontró a dos de sus exalumnos, ambos con una vida diferente, trabajando en empresas y con buenos cargos.

Le dijeron a Oswaldo que él había sido un actor fundamental en su cambio. Esas cosas no las olvida. Lo enorgullecen. Hoy se reinventa: aprende a dar clases con niños, a ellos les inculca una voluntad férrea y su pasión por la robótica.

¿Que si ha sido complicado? Sin duda, sí. Pero recuerden que para Oswaldo todo es posible.

 

¿Quieres potenciar tu talento? Acércate el Servicio de empleo Comfama e inicia tu ruta formativa. Podrás identificar tus habilidades y desarrollarlas en cursos y talleres que te harán más atractivo en el mercado laboral y te darán herramientas para el desarrollo personal y profesional teniendo en cuenta logros, aspiraciones y metas. Identificarás los elementos que te convertirán en un activo intangible y valioso. Más información en la línea 360 70 80, opciones 1 – 5 – 1.

Haz clic aquí para regresar al especial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *