¿Qué cultura estamos construyendo?

Juan Luis Mejía Arango, rector de la Universidad Eafit, nos habló acerca de la cultura antioqueña. Según él, hay que poner en la balanza una sumatoria de valores y una resta de antivalores.

¿Para usted qué es cultura?

Hay una frase que me gusta mucho, es de Javier Arango Ferrer y dice: “Cultura es embellecer lo cotidiano”. Pienso que eso es lo que nos diferencia del resto de los seres vivos del planeta. Tenemos la posibilidad de disfrutar y crear belleza.

Es más, existe una corriente teológica muy bonita que dice que Dios dejó inconcluso el mundo para que el hombre complementara la creación; entonces, esa facultad de crear y recrear el mundo me parece que es lo que nos diferencia y nos hace humanos.

La cultura tiene muchas dimensiones y esa es una de las dificultades que surgen al hablar de ella, porque se volvió un commodity: hoy todos hablamos de la cultura del no pago de impuestos, de la cultura de la violencia, entre otras.

A mí me parece que tanto “manoseo” a la palabra le quitó el sentido esencial y primigenio. La cultura para mí está asociada a las más altas calidades del ser humano.

Efectivamente hay rasgos de la sociedad paisa, por ejemplo, actualmente, el de la inmediatez, que todo sea rápido. Yo por ejemplo no comparto esa expresión de “la cultura del narcotráfico o que el narcotráfico generó el dinero fácil”. Yo creo que el narcotráfico es una cosa muy difícil, pero sí es rápido. Entonces esa inmediatez sí rompió la ecuación del esfuerzo – resultado.

Pero, por otro lado, encuentro que es una sociedad de valores inmensos como la solidaridad. Me impresiona cada que hay una tragedia o una emergencia, como la del incendio de las casas en Moravia, cuando el director de la Cruz Roja tuvo que pedir que por favor no llevaran más ayudas porque ya no había donde guardarlas.

Es una muestra de que la gente se vuelca en solidaridad. Otra expresión de solidaridad es el convite. Esta ciudad se ha construido alrededor de una caja de cerveza, tres bultos de cemento, una carga de arena y trabajo voluntario, muestra de una solidaridad impresionante.

Entonces no es bueno generalizar, sino identificar cuáles son los valores que debemos resaltar y cuáles son los antivalores que debemos combatir a través de la educación y la cultura.

¿Se debe o se puede repensar la cultura?

A mí me gusta mucho la metáfora del árbol y la cultura: en la cultura tenemos raíces, semillas y frutos. En una cultura las raíces son memoria, es esa carga de pasado que queramos o no portamos y se convierte en nuestro patrimonio; pero uno no se puede quedar solo en eso, sino que existe otra gran dimensión en la cultura y es la creación, esas son las semillas, es esparcir un nuevo conocimiento.

A mí particularmente el verbo crear me gusta mucho porque en uno de sus tiempos de conjugación se encuentra con el verbo creer, entonces yo creo en mí y por eso creo. Esos son los frutos. Siempre estaremos reescribiendo la cultura porque si no nos quedaríamos anclados en el pasado. La verdadera pregunta que debemos hacernos es: ¿qué cultura estamos construyendo?

¿Cómo formar mejores personas, cómo crear una mejor cultura?

La educación es la base fundamental, pero debe ser entendida más allá de la que se imparte en las instituciones educativas. Hoy educan muchos entes: la familia es un educador, El Metro es un educador, Comfama es un educador, por eso debe haber una concepción más amplia de la cultura que es la cultura ciudadana y que implica elementos como tolerancia, respeto por lo público y el respeto por el otro. Eso es lo que yo creo nos hace una sociedad en armonía.

(Lee tambiénAlexandra: hija de Ana, hija de Eafit… la profesional de la familia).

Acerca de Juan Luis:

  • ¿Qué cosa que sabe hoy le diría a su yo de hace 25 años?
    Paciencia, todo nos llega a su debido tiempo y en su debida proporción.
  • ¿Si tuviera todos los recursos, conocimientos y tiempo para inventar algo, qué sería?
    Una forma de viajar sin pasar por las aduanas.
  • Si tuviera un cartel gigante y en él pudiera poner una frase que viera todo el mundo, ¿qué sería? Alegría.

Otros valores de la cultura antioqueña:

• El amor a la tierra y a la naturaleza.
• La hospitalidad.
• El respeto por la palabra.
• La creatividad.
• El espíritu emprendedor.
• La audacia.
• El trabajo.

 

La cultura nos une

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *