Un sueño llamado nieve

Una sonrisa de oreja a oreja para contar que, gracias al programa 40 Mil Primeros Empleos, ahora, Lina Cossio es auxiliar de nómina y gestión humana.

El inicio

Si bien ‘amor’ es un nombre masculino, es una palabra para la que no hay género que valga, pues el ser humano tiene esa amplia capacidad de amar sin importar si se es hombre o mujer. Quizá basta tener corazón que bombee sangre por todo el cuerpo y mantenga vital al cerebro, allí donde ocurre todo lo que tiene que ocurrir para darle sentido a esta palabra.

Y de eso sí que sabe Lina, quien ama con loca pasión a su novio y a sus hermanos, con quienes comparte sus días y sus noches, y con quienes se sienta a soñar lo duro que debe ser el dolor que sienten los huesos en el frío bajo los cero grados de Canadá.

Pero en ese momento no habrá dolor que valga, cuando pueda tener en sus manos la anhelada nieve. ¿Cuál es su consistencia?, ¿es fácil de manipular? Un sueño por cumplir, un sueño en camino.

El nudo

Luego de concluir un programa en Gestión del talento humano en el Sena, y descubrir en él una gran pasión, decidió pararse de su cama, salir de su casa, e ir hasta el Claustro San Ignacio de Comfama para inscribirse en el programa 40 Mil Primeros Empleos del Gobierno Nacional, a través del Servicio de empleo Comfama. Claro, ir a Canadá no es una cosa fácil, pero por algo se debe empezar y tener su primera oportunidad laboral es ese paso inicial.

Aprovechó el plan formativo ofrecido por el Servicio de empleo Comfama y se preparó para las entrevistas laborales.  Pero las llamadas no llegaban y ejercer lo que había estudiado y le había dado un nuevo sentido a su vida parecía no ser una posibilidad.

Pronto sonó el teléfono, era Pilotos S.A.S., una empresa de empaques en la que supuso, sería entrevistada para ser operaria. El trabajo es una bendición y de ser así, aceptaría.

Pero no fue así,  no señora, fue allí cuando se enteró que iniciaría el proceso de selección para ser auxiliar de nómina y gestión humana. Todo concluyó con una buena noticia: Lina Cossio, esa que vive en el barrio Buenos Aires y a quien no le duele regalarle una sonrisa a nadie, era la nueva titular del cargo. #LaFelicidad.

¿El desenlace?

Por ahí dicen que uno realmente aprende cuando debe enfrentarse al mundo laboral y poner en práctica todo el conocimiento adquirido en las aulas. Y eso le pasó a Lina, quien ha sabido aprovechar al máximo su primera experiencia laboral para pulir sus conocimientos y redescubrir que la gestión del talento humano es su pasión.

Bueno, una de ellas, porque también lo será el apoyo a los habitantes de calle cuando pueda dar forma a la fundación autosostenible que quiere tener, sin dejar de lado el proyecto de familia junto al novio que la acompaña desde el colegio y a sus hermanos.

Y sin querer queriendo, pero como resultado de un arduo trabajo, se hallará en un paisaje blancuzco en el que solo verá nieve, y su piel y sus huesos serán testigos de que eso por lo que tanto luchó será su realidad desde ese momento.

 

Comfama, en 2016, fue educadora

Sabemos que que no solo se trata de enviar una hoja de vida y esperar una llamada. Nuestro servicio de empleo tiene una misión clara: desarrollar talento y mejores personas para conectarlas con oportunidades de empleo, autoempleo, emprendimiento y estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *