Capitalismo consciente: hacerlo bien, hacerlo mejor

"Colombianita", una nevera, sí, ese electrodoméstico que muchos damos por hecho en casa, es la muestra de que la innovación social, más allá de crear ingresos, puede transformar realidades. Haceb lo hizo.

Ir decididamente a la nevera por algo, abrirla, pensar un rato y devolverse sin saber qué era lo que se estaba buscando. Esta, una experiencia digna para uno de esos memes en redes sociales que se mofa de nuestra cotidianidad, no es, necesariamente, la de todas las personas.

Paula Salazar Cano fue la primera compradora de la “Colombianita” en Comfama. Se trata de un conservador de alimentos, creado por Haceb, que tiene un precio económico y que se adapta a las dinámicas de uso de las familias antioqueñas.

Haceb creó a “Colombianita”, un conservador de alimentos sin congelador basado en las tendencias de consumo de los estratos 1 y 2, logrando así una reducción en el consumo de energía de hasta un 40% frente a las neveras regulares.

Paula también se proyecta para tener una vivienda propia, una en la que se sienta segura, en la que pueda compartir, pasar tiempo y pulir sus sueños y su futuro. Sabe que todo requiere esfuerzo y que se avanza paso a paso, por eso empezó su camino con lo “fácil”, para asegurarse de acumular las fuerzas y la disciplina que implica lo “difícil”.

Para empezar, se programó e hizo un presupuesto: $1.200.000 era la cantidad máxima que podía prestar para tener la nevera. Así salió a buscar la mejor opción y la encontró, por menos de la mitad del dinero y con otras ventajas más, por ejemplo, un 40% menos del consumo mensual de energía frente a las neveras regulares.

(Lee tambiénTrabajar en Colombia, ese segundo hogar).

Huella ambiental: amigable.

Luego de comprarla se siente feliz, pues más que una nevera, “Colombianita” es para ella la primera piedra de su sueño de tener una vivienda propia. Mientras paga sus cuotas ya piensa en postularse al subsidio de vivienda de Comfama, y, así, como dice la canción, “Pasito a pasito, suave, suavecito” sabe que cumplirá cada uno de sus propósitos.

Paula ya es de esas personas que olvidan a qué fueron a la nevera, pues la tiene ahí, a su lado, y siempre podrá regresar. Como decía Eleanor Roosevelt: “El futuro pertenece a aquellos que creen en la belleza de sus sueños”.

1.000 "Colombianitas" esperan entregar Haceb y Comfama.

 

“Colombianita” en palabras de sus creadores

Según Cipriano López González, gerente general de Industrias Haceb, “Colombianita” nació como producto de un trabajo de campo, en el que se identificó que cerca de un millón de hogares en Colombia no tienen cómo conservar sus alimentos y no cuentan con sistemas de enfriamiento ni refrigeración; es decir, no tienen neveras.

Pero lo más preocupante fue que en los hogares donde sí las hay, cerca de la mitad del consumo mensual de energía eléctrica lo genera la nevera, especialmente en los estratos 1 y 2, donde estas tienen más de quince años de uso y el congelador se ha convertido en un cajón lleno de escarcha, sin utilidad, pues las compras se hacen al diario. Así inició el desarrollo de un conservador de alimentos al que llamaron “Colombianita”, un refrigerador eficiente que, en respuesta a las necesidades identificadas, no tiene congelador.

Luego del uso de este electrodoméstico, las personas pagaron alrededor de $40.000 menos en su factura, logrando además un gran ahorro de energía.

 

Que te acerques a las taquillas de crédito y consultes acerca de nuestro crédito especial para comprar este conservador de alimentos con cuotas diarias de máximo $3.200, según el plazo de pago que elijas (6 a 18 meses).

 

Regresa a nuestro especial ‘Empresas de Antioquia que están cambiando el mundo‘. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *