La cultura, ¡la cultura!

“Quiero que las culturas de todas las tierras del mundo soplen con libertad absoluta a través de mi casa. Pero me niego a ser barrido por cualquiera de ellas”. Mahatma Gandhi

El ejercicio de la gratitud

“Reflexionemos sobre nuestras bendiciones actuales, que cada persona tiene muchas, no sobre nuestros infortunios pasados, de
los cuales todos tenemos algunos”, Charles Dickens.

El trabajo de los sueños

La gente sueña trabajar en empresas admirables, que tengan un propósito superior, donde además de ganar dinero, se deje una huella.

El futuro: nuestra creación

Cuando nos hacemos cargo, incluso en medio de la incertidumbre, el camino se abre y el pecho se ensancha para emprender la marcha con energía y esperanza. ¡Esas, dueñas de sus sueños y sus acciones, son nuestras familias!

Repensar y renovar nuestra idea del trabajo

Cuando era niño pasaba las vacaciones en la finca de mi abuela Lety. En las mañanas, mi hermano y yo le contábamos nuestros planes de ir a la selva, a la quebrada o a montar a caballo, y cuando le preguntábamos por sus actividades y si nos podría acompañar, respondía: “No puedo, tengo mucho destino”.

Encontrar nuestro centro

Mi abuela Lety vivió en el centro de Medellín casi toda la vida. Cuando era niño, pasaba fines de semana en su casa, situada en Chile con Cuba, en Prado.