El anonimato: un derecho digital

El acceso universal, libre y sin condiciones por naturaleza. Los derechos digitales más importantes en internet.

Internet es hoy la fuente de comunicación más relevante para relacionarnos, informarnos y expresar una opinión personal. Quién sabe mi nombre, qué hago, con quién hablo, qué digo y a quién se lo digo son las principales preocupaciones cuando decidimos navegar. Pero, ¿qué pasa cuando publicamos de manera anónima?

Lo bueno

Sin lugar a duda, el punto más atractivo de publicar de manera anónima es la sensación de seguridad que se traduce en la posibilidad de decir todo aquello que se desea sin recibir un efecto directo. Difundir un pensamiento anónimo es un derecho que hace parte de la libertad de expresión, de hecho es importante y necesario como parte del funcionamiento de las redes sociales.

Lo malo

Existe una delgada línea entre el anonimato y el uso de este para acciones delictivas. El ciberacoso, la pornografía infantil, el acoso, la suplantación de identidad, los trols, las campañas de desprestigio, las estafas y el spam son las acciones más comunes por aquellos que se ocultan detrás de las pantallas para hacer el mal. En este caso se puede ser penalizado por la Ley pertinente y no se considerará una violación a la libre expresión.

Lo importante

El anonimato digital se ha convertido en el tema más importante de debate. Limitarlo es mutilar un derecho fundamental. Debe ser una elección personal elegir entre proteger la privacidad y disfrutar de las diversas posibilidades de decir lo que se piensa responsablemente o por el contrario, usarlo de manera delictiva.

(Lee tambiénLas caucasianas dejaron de ceder el asiento).

 

Así como el anonimato, la diversidad cultural y lingüística es un derecho al hacer uso de internet. Para ello, la innovación técnica debe facilitar la pluralidad de expresión.

 

¿Es útil el derecho al anonimato?

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas asegura que el uso de herramientas de anonimato y cifrado son claves para preservar el derecho a la privacidad y a la libertad de expresión. Lo importante es que cada quien sea consciente de cómo y con qué fin las aprovecha.

 

Fuentes: Tecnologías Para la Privacidad y Libertad de Expresión, Norton, Xacata.

 

Regresa: Preguntas de la era digital 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *